jueves, 16 de octubre de 2008

Cómo abrir una cuenta (en el banco) y no morir en el intento.

El tema de abrise una cuenta aquí, no es como en España. El banco, sólo te abre la cuenta si les muestras una "proof of adress", es decir, un recibo que acredite que vives en la dirección que les dices en que vives (no sé si me he explicado o lo he contado como Gila). Por supuesto, no valen ni facturas de móvil ni de internet, por aquello de que las compañías se lanzan como locas a por clientes.

La gracia es que las compañías (luz, agua, etc) no te hacen un contrato hasta que les des el número de cuenta, así que es el pez que se muerde la cola.
Para romper ese círculo vicioso, debes hacerlo como estudiante -la universidad te facilita un documento donde pone tus datos, datos que, por supuesto has metido tú y que no comprueban (WTF!), pero la lógica dice que nadie va a ser tan tonto de ponerse una dirección en la que no viva, porque no le van a llegar las cartas de la universidad (sí, aquí te mandan cartas para muchas cosas). La otra opción es tener un contrato de trabajo, pero claro, eso no es tan fácil...

Bueno, pues aquí vas al banco y tienen mil tipos de cuentas. A grosso modo, hay dos categorías: estudiante y no estudiante.

Como estudiante, lo curioso es que en casi todos los bancos/cajas, tienes que pagar al mes entre 5/7 libras, en concepto de lo que en España sería comisión de mantenimiento. Pero fijaros que eso serán 7/10 € al mes... Un robo en toda regla a los estudiantes. Y claro, generalmente, si no llevas una nómina o similar, es que estás estudiando, y les tienes que llevar los papeles de la universidad/FP o lo que hagas y podrás hacerte sólo este tipo de cuenta (de estudiante). Y después a ver cuál es tu tipo de cuenta; cuentas nacionales, internacionales, de grado, de postgrado, vamos un lío.

Como "professional", tienes otras tantas opciones. Puedes hacerte una cuenta que no te cobran nada de comisión de mantenimiento, pero tampoco te dan intereses (aunque para que te den un 0,5% como hacen en España...). Y luego, si quieres, en función de la comisión de mantenimiento que pagues mensualmente, te dan un mejor tipo de interés para el dinero que tengas en esa cuenta.

Como véis, es un lío, pero luego, por ejemplo, puedes sacar dinero en cualquier cajero de UK sin pagar comisión, dándote igual si es tu banco o no. Una cosa curiosa, es que en la mayoría de los supermercados, al pagar con tarjeta, te preguntan que si quieres dinero, es decir, que te sacan dinero de tu cuenta y te lo dan, y así te ahorras tener que ir al cajero. Esta opción no sabemos si te cobran comisión o no.

2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Rubén, yo creo que con los tiempos que corren lo mejor es que lo dejes bajo el colchón, no vaya a ser que el banco quiebre.

¡Cómo está el patio!.
Voy a seguir leyéndote, ¡cómo te curras el blog!.

rubén dijo...

jejejeje, ya te digo. Pero no creas, que me da cosa hacerlo...

Me alegro de que te guste el blog :)