jueves, 16 de septiembre de 2010

El Papa

Posiblemente no lo sepáis, pero el Papa está estos días en Reino Unido.




Bueno, este Papa, no, el otro. Jueves en Edimburgo y Glasgow, Viernes y Sábado en Londres y domingo en Birmingham, vaya agenda. Vamos, que le cunde el tiempo más que a mí de inter-rail. El caso es que se ha montado una buena porque aquí ni son muy católicos, ni respetan demasiado al Papa, y para más inri, la visita corre a cuenta de los impuestos de los británicos.



Y es que, sólo en seguridad, parece que se ha gastado un pastón. En este primer vídeo, se "ve" al Papa recién aterrizado en Reino Unido, del aeropuerto al Palacio de Edimburgo (que no al Castillo), pasando por entre mi casa y la oficina.

En este segundo vídeo, posiblemente una de las zonas donde menos gente había, y como estaba "de servicio", tampoco podía ir más lejos.



Como véis, tampoco es que la gente estuviera excesivamente apasionada por el Papa, si no por ver cómo se desarrollaba el evento.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Fuegos artificiales

Pues todo llega a su fin, y el Festival no podía ser menos. El "acto central" de la "ceremonia de despedida" son los fuegos artificiales con música. Es una sesión de 45 minutos sobre el Castillo que viene patrocinada por un banco escocés.



La música acompaña a los fuegos artificiales es de películas se supone que conocidas, aunque este año se han lucido...: Kings row, La ley del silencio, Marnie la ladrona y Taras Bulba, nada más y nada menos, y nada que ver con otros años.



La retransmisión del concierto se hace por radio, lo que no sé es si todos los años se hace por la misma emisora. En cualquier caso, me parece idea tan genial como sencilla para que todo el mundo pueda disfrutar del evento.



Como estaréis viendo en los vídeos, por desgracia, parece que el espectáculo se centra a los pies del castillo, bajo la ladera norte -donde se ubica el concierto-. Una gran puñeta si tienes vistas al Castillo desde el oeste.



Posiblemente si miráis en youtube, veréis videos algo mejores...



Por decir, que no me han gustado demasiado... veremos en la próxima ocasión...