domingo, 15 de marzo de 2009

Estocolmo


La primera parada nuestro trayecto fue Skavsta (vuelo directo desde Edimburgo). Llegamos al aeropuerto que está a hora y media en autobús (es decir, que algo más de 100 km) de Estocolmo... así que no llegamos a la ciudad hasta entrada la noche.

El albergue que nos buscó Chechu la verdad es que estaba en el mismo centro de la ciudad. Fuimos a dar una vuelta por la ciudad, pero la verdad es que la noche no acompañaba: hacía un rasca elegante y estaba venga llover.


Así que dejamos un poco la visita de Estocolmo para el día siguiente.


Un referente para el visitante es el museo del Vasa, que fue uno de los barcos más importantes de la época (1628), aunque a los 20 minutos de botarlo, se hundió. Y luego dirán de los ingenieros de hoy en día... La verdad es que aunque suene extraño, pasé media mañana allí, ya que es superinteresante. Si pasáis por Estocolmo, recomendaría su visita. Desde el centro, te lleva el bus 47, aunque andando hay unos 15 minutos...


Otra cosa que deberías ir a ver es el Ayuntamiento. Aunque construído en el siglo XX, fue concebido con la idea de aparentar "más años". La verdad es que no te haces a la idea de que allí se hace la cena de los premios Nobel, porque es como un poco raro, ¿no? En cualquier caso, es una sala ("la sala azul" porque sobre los planos era azul, aunque al final se quedó con el rojo ladrillo) que se alquila, así que si queréis sentiros como un premio nobel... ya sabéis ;)

2 comentarios:

Abel dijo...

¿Y no había ningún barco de los bomberos de alta mar? Ja,ja,ja

rubén dijo...

No, yo creo que estaban en alta mar ;)