viernes, 16 de enero de 2009

¿Noche de paz?

Pues esto fue que era el día del extraordinario de Estructuras, y había una nevada bastante maja en Burgos. Con los recientes sucesos acaecidos en Madrid ("la gran nevada", que colapsó la Comidad y hasta Barajas), decidí no jugármela al bus de las 3.15 -que viene de Santander-, y cogí el anterior; a las 22.30. Intenté dormir lo máximo posible porque la noche iba a ser muy larga... Entre cabezada y cabezada, miraba por la ventana la densa niebla que había, algo que el conductor no debía ver. El tío a toda máquina camino a Madrid.


Pues bueno, en Madrid a la 1.10. Cogí el metro, que a esas horas parecía algo fantasmagórico, entre el silencio y los ecos, y llegué a Barajas a la 1.55.


Pensé que iba a ser una noche larga (que lo fue) en la que iba a poder estudiar bastante (empezaba los exámenes en Edimburgo en 2 días!), así que busqué un rinconcillo donde "poder pasar la noche", y es que en Barajas NO hay asientos (o no los ví -y la gente de la foto, tampoco-). Mi maleta, mis apuntes y mi bocata de tortilla de la abuela :)


La verdad que no mola nada estudiar en un aeropuerto. El suelo es muy duro, hace un poco de rasca y a esas horas lo que te apetece es dormir. Lo único que sí que pude remediar fue el ruido, con mis tapones. La imagen debía ser un poco dantesca, pero bueno...

No eran ni las 4.00 y Barajas ya presentaba este aspecto (ver vídeo). Horrible. ¿Pero cómo pueden dar tanta guerra? ¿No tendrán casa? ¿A dónde iban tan pronto si el primer vuelo es a las 5.50? Pero qué desgraciados...


Así que na, hice lo que pude para seguir estudiando (hay que tener mucha fuerza de voluntad), hasta que me tocó coger el vuelo.


Con el tema de la niebla -que había una pasada- nos retrasamos 60 minutos, que, aproveché a dormirlos en el avión, como un señor, jejeje. Así que... vaya nochecita...


1 comentario:

Ojitos dijo...

Me quedé con ganas de conocer más, de saber qué más pasó... tu relato me despertó curiosidad! Muy bueno!