sábado, 26 de enero de 2013

Fases del choque cultural

Hablaba hace unas semanas de las fases del choque cultural. Si bien, creo que tampoco se me puede aplicar en este caso; creo que es más bien que las (altas) expectativas que tenía/mos en Italia se van diluyendo como un azucarillo en un café (buenísimos los cafés italianos, por cierto, aunque los "capuchinos" me gustan más los españoles). Y es que en Italia, más que haber élites extractivas, las élites son axfisiantes, pero esto lo dejo para otro día.

He aquí -y explicado de una manera un poco tosca- cuáles son las fases del choque cultural.



Entusiasmo inicial:
Nada más llegar al país de acogida, se experimenta una especie de euforia en la que se recibirá todo lo nuevo con entusiasmo, curiosidad y novedad.

Choque cultural:
Después de las primeras semanas puede surgir el choque cultural. En esta fase se nota la ausencia de modelos a seguir para comunicarse e interaccionar adecuadamente con la comunidad de acogida. Se sentirá que no está en el lugar apropiado, se rechazará todo lo que anteriormente provocaba entusiasmo y se sufrirá una especie de desintegración y soledad. El bajo conocimiento de la lengua de acogida puede aumentar estos sentimientos. 

Adaptación inicial:
Poco a poco se entra en una fase en la que se controlan esos sentimientos negativos, se recupera la seguridad, vuelve a relacionarse con los demás y se aprende a tener autonomía.

Aislamiento:
Después de algunas semanas, se puede empezar a echar de menos a sus amigos y familia, sentir la lejanía con su entorno (la sensación de estar perdiéndose muchas cosas), lo que puede generar sentimientos de soledad, frustración o aislamiento. Esta fase se supera mucho más adecuadamente si se han hecho amistades en la comunidad de acogida; al sentirse integrado y realizar actividades sociales, culturales o deportivas.

Aceptación e integración:
Finalmente se esta perfectamente acostumbrado a los hábitos, costumbres, comida y otros rasgos culturales de la comunidad de acogida; en otras palabras, habrá aceptado la nueva cultura, se dará cuenta de que tiene cosas buenas y malas que ofrecerle, disfrutando plenamente de las experiencias vividas. 

Choque de retorno:
Una vez de vuelta en casa, se pueden sentir algunos problemas de readaptación. Estos se manifiestan en sentimientos de tristeza, inseguridad, desorientación, añoranza...


Si bien, creo que explica únicamente el proceso que ocurre cuando se sale de casa por primera vez, y realmente tampoco llega a haber choque cultural entre un español e Italia más allá de que sea imposible comprar una puñetera bolsa de hielos en ningún lado :)

3 comentarios:

Jorge Ariz dijo...

Jaja, esto lo has copiado del foro!

Eso no vale jaja.

Uf, ya verás como te pillen los del copyright ;-)

Siento que Italia no esté resultando como esperabais :-(

Oye, pero al menos tenéis comida buenísima y buen café. Uf, muy rico el machiato que me tomé.

Rubén M.Cenzano dijo...

Bueno, no puedo ser un especialista de todo lo que hablo, ya que creo que hablo de muchas cosas, así que de vez en cuando, me apoyo en material externo para dar sentido a lo que quiero explicar. No hay que inventar la rueda para escribir cada entrada ;)

Pero si es eso lo que te preocupa, tranquilo que las próximas entradas son mías al 100% ;p

Realmente no creo que este síndrome sea el que nos afecta, ya que lo que creo que lo que mejor se ajusta es "decepción", pero vamos, que eso no significa que TODO sea peor de lo esperado o que no nos satisfaga, ya que nos hubiéramos ido. Pero sí que es cierto que veníamos con demasiadas expectativas!

Jorge Ariz dijo...

Ya, Rubén, pero es que la anterior entrada "Homesickness" también la copiaste totalmente del foro (al menos menciona la fuente).

Hay gente que ha hecho un esfuerzo por hacer esos "estudios" o "resúmenes".

Un saludo.