domingo, 13 de enero de 2013

Acabando con Navidad

Resulta que me apetecía (antes de Navidades) una entrada sobre las luces de Navidad, las de la calle. Que en Roma eran inexistentes y que en Bolonia daba pena. Las luces eran de los comercios (sí, las de la calle), muchas de ellas colgando el logotipo de la empresa que las pagaba (en Roma, ví luces de Mercedes-Benz) y que tanto allí como aquí, estaban encendidas sin ton ni son, lo mismo 24h...


Pero fue llegar a Burgos, y deprimirme. Ver tres tristes luces en un par de calles por esto de la crisis y del ahorro, y que un sinvegûenza se gaste más de 200k € en móvil, que a fecha de hoy -y al menos yo- no he leído que los haya repuesto de su dinero, sino que los hayamos pagado entre todos, me rechina. Está muy claro que en España sale muy barato ser un ladrón...

Actualización 14/01: Parece que otros ayuntamientos se preocupan bastante más por sus ciudadanos... (y es que aparte de ver un montón de luces led -consumo mínimo-, las ponen con buen gusto)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No te deprimas a lo mejor mi post te gusta ;-) http://descubriendogijon.blogspot.com.es/2013/01/las-luces-de-navidad-gijonesas-molan.html?m=1
Ciao ;-)

Rubén M.Cenzano dijo...

Pues... qué te voy a decir. Que sí, y que mucha envidia de luces!!!

Anónimo dijo...

Al menos tenías la casa muy bien decorada...
En Edimburgo, menos que otros anios pero de LED y con encanto. Un profesor de Napier decoró un arbol en el Royal Botanic Garden que lo dejo muy chulo.

Saludos!

Rubén M.Cenzano dijo...

Si, este año decidimos decorar la casa... porque ya estaba bien de no hacerlo :)

Había algún otro árbol en el Botanic decorado?

Vedisu dijo...

Me alegro que te hayan gustado :)
Gracias por enlazar mi post,es un detalle. Graziee ;)

Jorge Ariz dijo...

Hola qué tal?

La entrada siguiente de Homesickness no se puede leer!

:-)

Rubén M.Cenzano dijo...

Creía que era de justicia enlazar a los blogs que me enlazan y/o que me gustan!

El post estuvo publicado (por error, pues lo estaba comentando) cosa de un par de segundos. Puñetera casualidad :)